padres de familia
Spread the love

 

Maestro, no proveedor de contenido.

 

Por: María del Rosario Ángeles Capilla | @Angel´sRosy

 

Uno de los mayores retos en el preescolar es la falta de atención de los padres de familia hacia sus hijos; las educadoras y educadores necesitan el apoyo de los padres de familia o tutores para reforzar los conocimientos en el aula, lo que nos obliga a preguntar ¿Dónde están los padres de los niños a los que les está yendo mal en la escuela?, no se encuentran al pendiente de sus hijos; actualmente la economía en el país no favorece a nadie, por lo que ha generado pocos empleos y poco sueldo. Cuidar y mantener a un niño es difícil y en muchos casos entre ambos optan por trabajar cuando se encuentran los dos padres para mejorar la situación económica de su familia.

 

En el caso de familias con un solo padre o madre, la responsabilidad económica y cultural es mayor. El dilema de las educadoras es ¿Cómo ayudar a estos niños que necesitan mayor tiempo de convivencia con los padres de familia? En la primera infancia es indispensable que tengan una buena comunicación con los padres de familia y que experimenten una convivencia sana en familia, que se sienta querido, y que asuma el interés que los padres depositan en él, sin exceder de los límites, porque si no podría originarse otro problema, como los niños con falta de límites, mejor conocidos como “niños desafiantes”.

 

Podría interesarte: PEPE GRILLO MUERE Y NADIE ACUDE A SU FUNERAL.

 

Se ha demostrado que una buena relación de los padres de familia con los niños, ayudan a tener una mejor comunicación, fomentando el interés por apoyar a las educadoras dentro del proceso del aprendizaje, genera mayores vínculos afectivos en la familia, ayuda a que los niños tengan un mejor rendimiento escolar y comportamiento, ya que se sentirán apoyados por sus padres o tutores, evitando que haya niños agresivos, aislados, enfocando mayor su atención a las clases.

 

Debemos generar interés en los padres de familia, o tutores a cargo de los niños, compartir la importancia que tiene dedicarles tiempo de calidad a ellos, y los problemas que se generan cuando no hay atención, ni cuidados en el niño.

 

La ausencia parental genera conflictos en los infantes, generando enojo, tristeza, frustración, sintiéndose aislados. Cuando los padres de familia no apoyan en casa, frecuentemente son niños que en la escuela no trabajan, no entregan tareas, siendo muy conflictivos, o muy tímidos, aislados y que no saben seguir reglas.

 

Actualmente nos encontramos varados en este confinamiento sin fin a causa de la pandemia por la COVID-19, situación que nos obliga a tener mayor contacto con la familia, y las personas que nos rodean dentro de una vivienda, sin embargo, esto no garantiza una convivencia sana para favorecer los vínculos afectivos, esta convivencia resulta contraproducente debido al estrés que se vive en el núcleo familiar, trabajo y las labores de cada una de las personas, siendo los niños de menor edad los más afectados, sufren estrés o ansiedad por la presión que implica tener clases en línea, uno de los problemas más grandes es el acompañamiento físico con personas del núcleo familiar con las que convive, pero se encuentran estando sin estar.

 

Podría interesarte: EDUCACIÓN ONLINE UN RETO IMPORTANTE.

 

La atención y los cuidados que se le debe otorgar a un niño(a) de 3 años a 6 años es vital para el desarrollo de la educación integral. A esta edad el alumno necesita un acompañamiento presencia del docente, sin embargo, bajo las condiciones en las que nos encontramos resulta imposible, por lo que algún miembro de la familia es quien debe tomar este rol, en muchos hogares es la mamá, el papá, incluso hasta los abuelos.

 

En otro de los casos donde no existe la  persona quien pueda apoyar con este acompañamiento, es ahí donde debemos poner más atención como docentes para motivar tanto al alumno como al tutor del alumno a dedicarle más tiempo a su tutelado para poder repasar los aprendizajes esperados por semana; también podemos acordar una meta donde trabajamos el docente, el alumno, y el padre de familia o tutor en colaboración para poder lograr las habilidades y aprendizajes, evitando con ello que los alumnos presenten estrés, ansiedad o frustración a tan corta edad.

 

Como docentes debemos generar una motivación, seguridad e inspirar confianza tanto a los alumnos como a los padres de familia para poder lograr este trabajo en conjunto, es un punto clave en esta carrera, a veces como docentes perdemos el interés de la vocación, o perdemos de vista el objetivo de la educación, de la formación docente que tenemos.

 

Recordemos que nosotros somos guías y conductores del conocimiento, apoyamos y guiamos a los padres de familia a lograr una comunicación asertiva con sus hijos, a tener atención en las necesidades de cada uno de ellos, a conocer la importancia de la educación inicial.

 

Recordemos una frase icónica de Pitágoras:

 

“Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida”

 

Construyamos personas íntegras.

 

 


 

 

 

Síguenos en Instagram @DespertarDiari0

 

 

 


 

Por adminCGJ

4 comentarios en «¿Dónde están los padres de familia?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *