Ser docente en tiempos de pandemia
Spread the love

 

La educación en México se encuentra afectada por la crisis mundial que se vive por la Covid-19 y hoy más que nunca ser docente en tiempos de pandemia representa un verdadero reto que demanda mayor vocación, compromiso y ética profesional.

 

Por: Mtra. Yuvani Hernández Enriquez | @YuvaniHernández

 

Quien ejerce la profesión docente sabe de las responsabilidades que se tienen que cumplir para lograr los fines de la educación, hacer que todos los alumnos alcancen los aprendizajes esperados, aprendan y se desarrollen adecuadamente en el ámbito personal, social y emocionalmente, son solo aspectos mínimos que implica su labor pues a ello se le suma la cantidad de requisitos administrativos que debe cumplir para tener evidencia de su trabajo. Si bien estas actividades las ejercen normalmente, estas se complican en el momento en que el docente tiene que trabajar a distancia por la pandemia.

 

Cada  escuela representa un contexto diferente  en donde asisten no solo alumnos regulares  sino también estudiantes con alguna “Barrera para el Aprendizaje” quienes  por sus condiciones especiales requieren mayor apoyo e intervención por parte del docente. Ahora bien, el docente debe trabajar con una diversidad de estudiantes cada uno con necesidades e intereses que requieren del conocimiento del profesional de la educación para poder llegar a todos y lograr que todos aprendan considerando ritmos y estilos de aprendizaje diferente, condiciones que lo obligan a buscar y seleccionar estrategias de enseñanza que le permitan lograr el objetivo educativo.

 

Con la llegada de la pandemia los docentes se enfrentaron al reto de trabajar desde casa con todo lo que implica su labor de manera presencial pero ahora haciéndolo en línea con todas las limitantes que conlleva en nuestro país por las diferencias económicas, sociales y culturales que provocan desigualdad para acceder y participar para una educación de calidad.

 

Ser docente en tiempos de pandemia: la realidad.

 

Se cree que al trabajar en casa los docentes tienen más tiempo libre, que es más sencillo su trabajo y que la carga administrativa ha disminuido, sin embargo, lo que no se cuenta son las horas que se invierten para planear clases en línea, para buscar las estrategias idóneas que permita llegar a los  alumnos, determinar los mecanismos de comunicación y los tiempos para hacerlo puesto que las circunstancias hacen que los alumnos se conecten de manera sincrónica y asincrónica. Así mismo, cabe destacar que no solo se emplea una plataforma educativa ya que se le exige al docente usar otras aplicaciones, herramientas y diversos recursos tecnológicos para lograr la participación de los estudiantes.

 

Por otra parte la labor docente no concluye con la planeación que deberá  entregar a su  autoridad educativa, en ella debe considerar la evaluación  que aplicará  a sus estudiantes, dar seguimiento a la misma, determinar cuál será su retroalimentación, tener en cuenta  adecuaciones curriculares para los alumnos con BAP, al mismo tiempo  si su autoridad se lo  pide deberá   considerar  la programación de “Aprende en casa II” e indicar los recursos que deberá  utilizar como lo es el libro de texto, por lo que ser docente en tiempos de pandemia implica un verdadero trabajo de planeación  estratégica.

 

Ser docente en tiempos de pandemia, las necesidades.

 

La pandemia mostró la realidad del sistema educativo, las desigualdades económicas y sociales de los docentes y de las familias de los estudiantes, se evidenciaron las carencias profesionales que tienen los docentes para el uso y manejo de las Tic’s, de igual manera se hizo evidente la poca infraestructura en conectividad que existe en el país donde los más afectados son los estudiantes de las zonas marginadas que en muchas ocasiones ni electricidad o televisión tienen.

 

Este panorama pone de manifiesto las necesidades que los docentes tienen para garantizar una educación pública obligatoria, laica, pluricultural, de calidad y gratuita, en todos los niveles escolares como lo plantea el artículo tercero constitucional y con ello lograr la excelencia educativa que la 4T promueve.

 

Con la pandemia presente y sin tener fecha para el regreso a clases, es necesario capacitar a los docentes en el uso y manejo de tics, dotar a todo el país de internet gratuito, dar flexibilidad y libertad a los docentes para trabajar sin tanta exigencia administrativa que les quita tiempo en el llenado de formatos que se exigen en los CTE y que muchas veces son repetitivos y tediosos.

 

En un futuro vale la pena revisar, analizar y cambiar el plan de estudios de las escuelas formadoras de docentes para considerar una currícula que genere un perfil profesional con conocimientos en TIC’s, educación a distancia y manejo de emociones.

 

Podrías interesarte: ▶ ¡PRECAUCIÓN! DOCENTES COMPROMETIDOS TRABAJANDO.

 

La educación en México siempre ha estado sostenida por los docentes, con reformas y sin ellas, con cambios en cada sexenio, con temblores, con crisis económicas y con pandemia. Es urgente reconocer el papel tan importante que juegan los docentes, un gremio poco reconocido pero que al día de hoy necesitan más que nunca el apoyo de la sociedad en especial de la familia  para  continuar  con su labor.

 

Ser docentes en tiempos de pandemia requiere de empatía, respeto, tolerancia y comprensión para que sociedad y gobierno puedan trabajar a favor de los estudiantes de todos los niveles educativos garantizando así un acceso a la educación.

 

“EDUCAR ES SERVIR”

 

 


 

 

Síguenos @DespertarDiari0

 

 


 

Por adminCGJ

4 comentarios en «SER DOCENTE EN TIEMPOS DE PANDEMIA.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *