Magisterio
Spread the love

 

Por: Carlos Garber Julián / @Garber_Julian

 

El Magisterio de todo el país fue “pausado” en sus actividades hace semana y media aproximadamente, debido a que se debería esperar al anuncio que haría el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del día 3 de agosto.

 

El día llegó, dio inicio la conferencia en la que se conocería todo lo relacionado con el nuevo ciclo escolar 2020 – 2021, el presidente dijo que el inicio del ciclo escolar sería el próximo 24 de agosto y que sería a distancia con el apoyo de las 4 empresas privadas de televisión que cuentan con la mayor cobertura a nivel nacional, dichas empresas gozan de dicha cobertura gracias a la concesión que le otorga el Estado.

 

Esteban Moctezuma Barragán en su intervención hizo mención de que se está ante un hecho histórico sin precedentes, destaca “el nacimiento de una educación aliada de la televisión”, en alguna parte de su discurso menciona que los maestros son insustituibles y que el pago de los mismos se encuentra garantizado con todas las prestaciones, palabras que a cualquiera dentro del magisterio que quiera entenderlas deberían ofender, ya que pareciera que al magisterio lo único que le ha preocupado durante esta pandemia es mantener su pago, dicho gremio se queda sin reconocimiento a todos los esfuerzos realizados por mantener la comunicación con sus alumnos y cumplir con el compromiso adquirido con ellos y su educación.

 

Podría interesarte: Planeación de Secuencia Didáctica: Ciclo Escolar 2020-2021.

 

Parte del agradecimiento al magisterio fue también en el sentido de haberse inscrito de manera voluntaria al curso en el uso de las tecnologías, mismo que presumió el mismo secretario hace un mes y medio aproximadamente, dicho curso fue impartido por Google y con el cuál se pretendía migrar la educación durante esta pandemia a una educación online, el esfuerzo de Google quizá haya sido bien intencionado, obviamente con su respectivo pago por parte del gobierno, ya que dudo mucho que dicha “capacitación” no le haya costado un solo centavo a la Secretaría de Educación Pública.

 

Después de dicha capacitación, muy seguramente se habrá evaluado de forma un poco más seria la posibilidad real de impartir una educación online en un país con tantas desigualdades, razón por la que supongo fue analizada la opción de educar a través de las televisoras, que sin duda son quienes alcanzan la mayor cobertura en el país además de la radio, lo cual no indica que dicha cobertura también se encuentre limitada en muchas regiones a la contratación de sistemas de cable o un sistema de televisión satelital, mismos que tienen un costo para el usuario, por lo que no todos tienen acceso a ella.

 

Podrías leer: Las escuelas y su falta de infraestructura es una realidad.

 

Ya muchos han hablado sobre la polémica de “la televisión aliada a la educación”, por lo que hasta aquí dejo ese punto; a mí lo que más me llama la atención en este momento es la forma en la que se está tratando al magisterio. Desde mi óptica, el magisterio completo ha sido ignorado por parte de la secretaría de educación pública, a lo largo de esta pandemia, poco se ha escuchado sobre sus experiencias reales con el programa aprende en casa en su primera versión, en realidad ¿cuántos de ellos lo utilizaron más allá de la evidencia fotográfica al momento de estar viendo algún episodio de dicho programa?, ¿qué aprendizaje real dejó a los alumnos?, ¿cuáles serían las mejoras o de qué forma podrían aterrizar dicho programa a la realidad de cada contexto?.

 

Suena una labor realmente complicada y de mucho esfuerzo, pero no es imposible, el gobierno mexicano ha presumido que se ha preparado para la pandemia por Covid 19 desde enero, el sector salud ha sido transformado de acuerdo a su dicho, se han hecho todas las adecuaciones necesarias para que la industria y la economía del país siga funcionando y en muchos casos se impulse su reactivación, pero ¿acaso no ha sido tiempo suficiente para que la Secretaría de Educación Pública pueda adecuar la currícula, los aprendizajes esperados y la forma de trabajar éstos con el apoyo de los docentes sin poner en riesgo la vida de nadie?

 

Clase con los mejores Maestros, sin el magisterio.

 

En el momento en que el Presidente de la República dijo que pedía a todos los niños que a partir del 24 de agosto pusieran una mesita y una silla frente al televisor para tomar clases con los mejores maestros, me suena a una ofensa para el verdadero magisterio, con todo y que se diga que los contenidos serán elaborados por la Secretaría de Educación Pública en coordinación con el canal once, y que la televisión únicamente transmitirá dichos contenidos, el mensaje es muy claro, y este deja fuera al magisterio, al menos en los planes de Esteban y por ende de la SEP.

 

Pero vayamos específicamente a una de las conferencias educativas que se transmiten a las 5 de la tarde, en el que se le cuestionó a Esteban Moctezuma sobre la forma en que lograrán generar los contenidos para educación media superior, tomando en cuenta la gran diversidad de subsistemas que existen, dicha pregunta fue respondida por el subsecretario de educación media superior, en su respuesta dejó claro que el magisterio de educación media superior nunca ha perdido el contacto con sus alumnos, por diversos medios, el docente ha dado acompañamiento a los alumnos, citando que incluso en la gran mayoría de los casos, lo han hecho vía WhatsApp y que esto seguirá siendo así, ya que el programa Aprende en Casa II solo contará en específico para educación media superior las 4 asignaturas que son el tronco común de todos los subsistemas.

 

Educación básica.

 

Escenarios como los que describió el subsecretario de educación media superior, son también sin duda, la realidad para el magisterio de educación básica, luego entonces por qué no dar el reconocimiento que merece todo el magisterio, quienes han brindado acompañamiento a sus alumnos, “hasta por WhatsApp”, lo que no se quiere decir o reconocer es que el programa Aprende en Casa I fracasó y que muy probablemente su versión II también lo haga, por lo que no debiera ser considerado como el eje central de la estrategia, debería verse como un mero instrumento o canal de apoyo para los alumnos que puedan tener acceso a estos programas y en cambio centrar la estrategia en lo que los docentes logran hacer por los medios a los que cada uno tiene alcance y adecuando los contenidos a la realidad de cada contexto.

 

¿Por qué no ocupar estos 5 meses para hacer adaptaciones a los programas de estudio?, programas que sean situados para una realidad de emergencia como la que atravesamos en esta pandemia, programas que sirvan para lograr aprendizajes reales desde los contextos de cada alumno, al fin y al cabo se ha dicho por los expertos en salud, que debemos estar preparados para una pandemia larga, por lo que se esperaría que al final de esta, se logre tener un aprendizaje en cada uno de nosotros, con más razón los alumnos.

 

El magisterio debería ser importante para la SEP.

 

No quisiera terminar señalando solamente lo negativo que veo de esta situación, quisiera poder señalar también algo positivo y con ello dejar la propuesta que vería viable, la educación a distancia no es algo nuevo en nuestro sistema educativo, CONAFE, Educación para adultos y la educación No Escolarizada, son ejemplos de los que deberíamos partir todos, si bien en cada uno de estos sistemas las circunstancias de los estudiantes son diversas, algo tienen en común y esto es el uso de las guías de estudio o antologías, material del que se apoya el alumno para avanzar en sus aprendizajes y con los cuales cada cierto tiempo puede ser retroalimentado y guiado por el docente.

 

Con lo anterior no quiero dar a entender que debemos tener contacto personal, pero si tener los materiales para que cada uno de acuerdo a sus propios contextos, pueda ponerlo a disposición del alumno, por medio de internet, de WhatsApp o incluso hasta con ayuda de las autoridades comunitarias mediante materiales impresos, con lo cual no se pretende que quede fuera la televisión y la radio, pero que no parezca que serán estas empresas las que salvarán la educación en medio de la pandemia, cuando realmente quienes lo han venido haciendo y lo seguirán haciendo será el magisterio en su conjunto.

 

 

Síguenos en Twitter  @DespertarDiari0

 

Sigue al autor @Garber_Julian