Andrés Manuel
Spread the love

 

Por: Ricardo Argos

 

El domingo pasado, poco antes de que iniciara la conferencia vespertina que da seguimiento a la pandemia causada por la Covid-19, el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador a través de su cuenta de Twitter informó que estaba contagiado de Covid-19, que sus síntomas eran leves y ya se encontraba en tratamiento médico, señalo que se mostraba optimista como siempre, indicó que lo representaría la Secretaria de Gobernación en las Mañaneras y que permanecería pendiente de los asuntos públicos desde Palacio Nacional.

 

A raíz de este par de tuits las benditas redes sociales comenzaron con una intensa actividad y como ha ocurrido a lo largo de varios meses, la polarización se hizo presente, lo curioso de todo esto es que muchos de los que podrían ser considerados líderes o personajes públicos contrarios a la cuarta transformación, mostraron –como era de esperarse– ese lado humano que debería tener cualquier sociedad que busca un crecimiento, o simplemente hicieron lo políticamente correcto (juzgue usted), sin embargo, muchos de los seguidores de estos, continuaron con mensajes de odio en contra de quien encabeza la famosa cuarta transformación.

 

Lamentablemente era cuestión de tiempo el conocer esta noticia, ante una incontrolada ola de contagios en muchas partes del país, combinado con una –cada día mas evidente– estrategia fallida por parte de sus asesores en materia de salud del presidente, uno de ellos además envía mensajes de relajación social volando tranquilamente a pasar unos días en la playa, dejando en claro que las medidas sanitarias no fueron respetadas por completo.

 

Podría interesarte: Las campañas que nos esperan durante este 2021.

 

La realidad es que la figura presidencial en un país de régimen presidencialista ha sido puesta en riesgo máximo por las decisiones de Andrés Manuel que se dejó convencer por el subsecretario de salud Hugo López, sobre no usar cubrebocas, incluso no suspender sus giras ante un evidente incremento de contagios y peor aún, los protocolos o filtros sanitarios dentro del propio Palacio Nacional parece ser que no están funcionando.

 

Ha sido evidente que la estrategia nacional para el control de la pandemia fue rebasada desde hace mucho tiempo, y no debemos centrarnos en el éxito o fracaso de la misma solamente en que no colapsen los hospitales o que existan camas con ventiladores disponibles en dichos nosocomios, lo realmente preocupante de esto y por lo que debemos considerar que la estrategia ha sido superada y muy posiblemente un fracaso, se debe a la cantidad de contagios tan elevados que día a día se reportan y aun mas lamentable, el número de muertes que ha provocado este virus, sin mencionar la crisis que se ha visto últimamente respecto al abastecimiento de oxígeno.

 

Pero habrá que ser francos y sinceros con uno mismo, el fracaso de la estrategia no se debe completamente a las malas decisiones del gobierno, también nosotros como sociedad hemos tomado muy malas decisiones, por ejemplo, acudir a festejos innecesarios en momentos como los que vivimos, tomar la decisión de abarrotar centros comerciales solamente porque me encuentro aburrido en casa, realizar viajes de placer cuando podría esperar a que las condiciones sanitarias sean otras, solo por mencionar algunos ejemplos.

 

Podría interesarte: Alianzas electorales históricas; en la elección histórica del 2021. 🔥

 

Me queda perfectamente claro que sería un exceso pedir a aquella persona que vive al día, que no salga a realizar su actividad laboral o comercial, porque simple y sencillamente no tendría ingreso para sobrevivir, sin embargo, porque no dejar que solamente sean las personas que se encuentran en esta situación quienes salgan y que salgan exclusivamente a realizar la actividad económica que deban realizar. Todos los días se observan imágenes de personas en parques, en plazas públicas, restaurantes o cafeterías, solo por mencionar algunos, a lo que me pregunto ¿si será completamente necesario que tomen un café con 3 o 4 personas más en una mesa tan reducida que no permite mantener la sana distancia?

 

Al igual que muchos de nosotros me ha tocado conocer casos de personas cercanas que han atravesado lamentablemente por esta enfermedad, que según relatan ellos mismos, deja secuelas serias en su salud, de la misma forma me ha tocado conocer casos cercanos de personas que no lograron vencer el virus y ya no están con nosotros, razón que nos debería hacer reflexionar como sociedad y como seres humanos.

 

Por ello es que me parece sumamente lamentable el hecho de que existan personas que puedan desear un mal a alguien, incluso por más contrincantes políticos serios que pudieran llegar a ser (que no es el caso), y mucho más increíble me parece que se realicen comentarios tan a la ligera sin que estos sean analizados. Realmente podría alguien creer que a México le iría bien si el presidente en turno pierde la vida, fuera cual fuera la causa, y vayamos más allá, consideran realmente que en medio de esta gran polarización por la que atraviesa el país, sea conveniente entrar en una crisis política derivada de la muerte del Presidente de la República por Covid-19.

 

Los deseos para Andrés Manuel

 

Realmente me parece que todos en México por el bien de la propia nación mexicana deberíamos desear que se recupere lo mas pronto posible Andrés Manuel López Obrador, para que pueda seguir asumiendo la responsabilidad que le fue conferida por millones de mexicanos en las urnas, deseando en todo momento que a raíz de esta experiencia pueda comportarse de una forma un poco más responsable y de respeto a la investidura que desempeña de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

 

¡Es Cuanto!

 

 


 

 

Síguenos @DespertarDiari0

 

 


 

Por adminCGJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *