neuroeducación
Spread the love

 

Las nuevas visiones de enseñanza se basan en aportar estrategias en relación con el funcionamiento cerebral, pero ¿Cómo interviene la motivación en el aprendizaje del alumno?

 

“Educar sin saber cómo funciona el cerebro es como querer
diseñar un guante sin haber visto nunca una mano”.
Leslie Hart.

 

Por: Mtra. Miriam De la Fuente Sánchez | @Miriam

 

La motivación juega un papel fundamental en la educación escolar, ya que mientras más motivado e interesado se encuentre el alumno, mejores resultados se obtendrán en la adquisición de aprendizajes. Por otra parte la neuroeducación entendida como la disciplina encargada de conocer el funcionamiento cerebral y las implicaciones neuronales en los procesos cognitivos en el aprendizaje y la apropiación de conocimientos.

 

El cerebro que se encuentra motivado segrega neurotransmisores como la dopamina encargada de que  la memoria y la atención se activen de manera idónea para poder aprender. De ahí la importancia de la neuroeducación y la motivación en el aprendizaje, otorgando experiencias didácticas favorables que generaran óptimos resultados en la adquisición de conocimientos.

 

La motivación en el aula beneficia en que el alumno se involucre activa e intencionalmente en su propio proceso de aprendizaje, puesto que esta generara una actitud adecuada para que realice las actividades sugeridas de forma consciente y exploratoria en el salón de clases, con interés y curiosidad.

 

En muchas ocasiones el bajo rendimiento escolar está relacionado por la falta de motivación en el estudiante que a la vinculación con algún problema de aprendizaje. Es decir que el alumno no aprenderá adecuadamente cuando no se estimula la atención y la memoria con la motivación adecuada que permita que de manera autónoma y autodidacta.

 

Podría interesarte: El enfoque humanista en la educación.

 

Para que esto se logre el  docente debe mantener esta motivación basándose en los siguientes criterios.

 

  1. Conocer la etapa de desarrollo de sus alumnos, es decir que atienda lo que es propio de la edad y de los procesos cognitivos de maduración por los cuales está atravesando el estudiante, proponer actividades que vayan en relación con la edad y a las habilidades que posee el alumno por cronología.
  2. Conocer los gustos e intereses. En el momento de realizar un diagnostico inicial del grupo e individual, no solo se debe centrar en conocer que aprendizajes previos tiene el estudiante, sino mas bien ir más allá, donde podamos descubrir quien realmente es mi alumno, cuáles son sus gustos sus preferencias su ocio etc. y con ello tomarlo como referente para conocer inquietudes y abordar desde temáticas que son propias de su interés.
  3. Despertar la curiosidad en el aula, esta propuesta a partir de actividades que propicien desafíos y retos cognitivos, donde nazca la curiosidad por investigar e indagar para que encuentre respuestas y soluciones a la problemática presentada, todo esto derivado de la forma de intervención y presentación del contenido al estudiante desde las prácticas pedagógicas.

 

Podría interesarte: LA COMUNICACIÓN ASERTIVA EN LA FAMILIA.

 

Por otra parte, es necesario generar una motivación que sea conveniente al desarrollo personal. ¿Y cómo se genera esta motivación? Recordar que la motivación se deriva en dos vertientes, la extrínseca y la intrínseca. La extrínseca se deriva de obtener motivación a partir de estímulos externos relacionados como premios, un castigo, una calificación, situaciones que le generaran al alumno un estado de bienestar si es que lo consigue y un episodio de estrés si es que no acierta, si este fuera el caso un efecto a nivel cerebral seria la liberación de cortisol hormona que inhibe a la dopamina y serotonina encargados de los episodios de bienestar y felicidad.

 

Lo que es un hecho es que este tipo de motivación es efímera ya que se liga con la posesión material, que una vez que se adquiere pierde su característica de valor. Del mismo modo si la motivación está relacionada para evitar un castigo, el estrés funcionará como motor de esta motivación, lo cual el proceso para evitar dicho estimulo negativo no será nada satisfactorio.

 

La motivación intrínseca está relacionada con la motivación que empujan al individuo a realizar las cosas por satisfacción personal, es decir aquella que motiva para ser mejor sin estar en competencia con nadie, para lograr metas, para alcanzar objetivos. Si se refuerza la motivación intrínseca los efectos serán más duraderos y propiciaremos al mismo tiempo un aspecto resiliente a la personalidad.

 

Innovar, trascender y buscar nuevas alternativas, ese es el fin de la educación a modo de que instituciones y docentes propongan nuevas herramientas a utilizar en el aula.

 

Disfruta todo el contenido en Despertar Diario

 

Por otra parte, el docente necesita conocer cómo es el funcionamiento cerebral de sus alumnos para que este provea de ambientes de aprendizaje ideales para estimular correctamente las áreas relacionadas con el aprendizaje.  También es importante rescatar el tema de innovación ante los escenarios actuales, que traerán consigo retos educativos importantes y el rescate de la motivación de los alumnos será papel fundamental para que el contexto educativo tenga la suficiente solvencia para dar frente a las exigencias que se avecinan.

 

 


 

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales @DespertarDiari0

 

 

 


 

Por adminCGJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *