derecho a la identidad
Spread the love

 

Por: Carlos Garber Julián | @Garber_Julian

 

El derecho a la identidad es considerado un derecho fundamental de todo individuo. En la actualidad aunque nos cueste trabajo concebir en nuestra mente, aún existen familias o culturas que no realizan el registro ante las autoridades civiles de sus hijos recién nacidos, y esto a la larga provoca una serie de situaciones jurídicas que terminan perjudicando a la sociedad en conjunto.

 

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos consagra el derecho a la identidad en su artículo 4

 

 “Toda persona tiene derecho a la identidad y a ser registrado de manera inmediata a su nacimiento. El Estado garantizará el cumplimiento de estos derechos. La autoridad competente expedirá gratuitamente la primera copia certificada del acta de registro de nacimiento”.

 

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en México en su artículo 19 también contempla el derecho a la identidad.

 

Niñas, niños y adolescentes, en términos de la legislación civil aplicable, desde su nacimiento, tienen derecho a:

 

Contar con nombre y los apellidos que les correspondan, así como a ser inscritos en el Registro Civil respectivo de forma inmediata y gratuita, y a que se les expida en forma ágil y sin costo la primera copia certificada del acta correspondiente, en los términos de las disposiciones aplicables;

 

Contar con nacionalidad, de conformidad con lo dispuesto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los tratados internacionales;

 

Conocer su filiación y su origen, en la medida de lo posible y siempre que ello sea acorde con el interés superior de la niñez, y

 

Preservar su identidad, incluidos el nombre, la nacionalidad y su pertenencia cultural, así como sus relaciones familiares.

 

De la misma forma el Código Civil Federal y de los diversos Estados de la república mexicana, plasman entre sus artículos este derecho.

 

Podría interesarte: SEP cumple sus primeros 99 años en medio de una verdadera crisis.

 

El derecho a contar con el nombre y los apellidos es para poder distinguir a un individuo con el resto de personas que forman parte de una sociedad; por ello resulta tan importante que se registre al menor con un nombre y los apellidos que le corresponden, sin embargo en esta situación nos enfrentamos a otra complicación, ya que en muchas ocasiones se cometen errores a la hora del registro, errores motivados por la poca preparación o falta de capacitación del personal que labora en las mesas del registro civil de las personas.

 

Los errores señalados en el párrafo anterior combinados con el desconocimiento jurídico por parte de los padres del menor; provocan una serie de situaciones legales que más adelante se tendrán que resolver, de lo contrario la persona que fue registrada con errores podría tener complicaciones con respecto a otros derechos a los que debería poder acceder.

 

En la actualidad he tenido la oportunidad de conocer diversos casos en los que un simple error en el acta de nacimiento impide a un individuo poder otorgar el derecho de brindar seguridad social a su familia.

 

Ejemplos tan sencillos como el anterior podrían darse de forma recurrente en el registro de muchas personas. Errores en las actas de nacimiento pueden llegar a impedir la expedición de documentos oficiales de identidad como podría ser un pasaporte, o llegar al punto de evitar recibir una herencia o la posesión de un bien inmueble al no poder acreditar la filiación debido a un simple error al momento del registro.

 

Por ello la importancia de que este tema penetre de forma integral entre toda la sociedad; que en aquellas comunidades alejadas de las cabeceras municipales se realicen jornadas de información para las personas que habitan en ellas y así ejerzan sus derechos.

 

Podría interesarte: La oportunidad histórica de la educación en México.

 

Las autoridades municipales deben realizar jornadas masivas de información respecto a la importancia de realizar el registro de los recién nacidos. Independientemente de que la ley exige a las autoridades garantizar este derecho, debe expedir la primera acta de registro de forma gratuita; la realidad es que esta información no es accesible para toda la población. La obligación de las autoridades plasmada en la ley debe ir además de la mano de la capacitación del personal que se dedica a realizar el registro de las personas; para que con ello se evite en mayor medida cualquier error que impida al ciudadano gozar de sus derechos.

 

Para finalizar valdría la pena mencionar que si sabes que existen errores en el acta de nacimiento de algún familiar tuyo o incluso en tu propia acta, no debes preocuparte del todo; acércate con un profesional del derecho para que revise tu caso en particular y te oriente en lo que se puede realizar para resolver dichos errores. Muchos errores en las actas de nacimiento no requieren más que una serie de trámites administrativos para que sea resuelto, sin embargo, lo mejor es analizar cada situación y opciones pertinentes para cada persona.

 

 


 

 

 

Síguenos en Instagram @DespertarDiario