hipersexualización
Spread the love

 

Por: Mtra. Yuvani Hernández Enríquez | @YuvaniHernández

 

En el artículo anterior hablamos sobre el Síndrome de Burnout en los docentes, sin embargo, resulta importante completar la información ya que este síndrome   puede afectar a cualquier profesional por ello es necesario abordar más el tema.

 

Este texto pretende dar a conocer el síndrome de Burnout, de manera sencilla y al alcance de todos, sin embrago, se recomienda que con la información presentada se abra un panorama para que a futuro se investigue más sobre el mismo.

 

El síndrome de Burnout o del trabajador quemado está relacionado con una respuesta de estrés crónico en el trabajo, consiste en un estado de agotamiento físico, mental y emocional causado por el cansancio psíquico o estrés que surge de la relación con otras personas en un dificultoso clima laboral, o por una carga administrativa excesiva llevando a quien lo padece a una apatía o indiferencia por desarrollar eficientemente su trabajo.

 

Síndrome de burnout

 

Es un proceso en el que progresivamente el trabajador sufre una pérdida del interés por sus tareas y va desarrollando una reacción psicológica negativa hacia su ocupación laboral, se manifiesta con una baja en la productividad laboral y en una desmotivación que genera frustración y evidencia una ausencia de realización personal en su quehacer diario.

 

Síndrome de burnout, presente en los trabajadores.

 

La pandemia por la Covid-19 y su confinamiento ha generado que este síndrome  se manifieste da manera más evidente en diversos profesionales sin importar el gremio al que pertenezcan, las cargas de trabajo por los horarios, laborar en línea, cumplir  con las demandas, comunicarse con  autoridades jerárquicas, el monitoreo de actividades,  un elevado nivel de exigencia y de requerimiento de energía o de recursos personales del trabajador al llevar acabo el home office, causa estrés y ansiedad,  por ello resulta importante detectar la sintomatología  que se presenta.

 

Algunos de los principales síntomas son los siguientes:

  • Cambios en el estado de ánimo
  • Desmotivación
  • Agotamiento mental
  • Sensibilidad a la crítica
  • Falta de energía y menor rendimiento
  • Dolor y rigidez muscular
  • Problemas gastrointestinales y cardiovasculares
  • Dolores de cabeza, mareos, trastornos del sueño y del apetito.

 

Aunque cada persona puede manifestar diversa sintomatología estos son los principales puntos de observación que se pueden considerar.

 

Roger Forbes,  en el 2011,  afirma que cuando se dice que una persona padece de burnout, tanto dentro del ambiente de empresa como a nivel del público se entiende que esta sufre de fatiga o está cansada; sin embargo, dicha comprensión tiende a hacerse en el lenguaje común, por lo que no se dimensiona el serio problema que se presenta. En realidad, el padecimiento de burnout es más que el cansancio habitual que puede ser reparado con unos días de descanso, y envuelve una serie de padecimientos a nivel psicológico, físico, social y también en relación con la empresa, lo que le da su connotación de síndrome.

 

La Dra. Paola Escobar Especialista en Psiquiatría y Salud Mental, Coordinadora de Investigación del Instituto de Neurociencias en Guayaquil  en el 2016,  explica que la clave para un tratamiento eficaz del Síndrome de Burnout es detectarlo a tiempo. El tratamiento puede provenir tanto del propio trabajador como de la institución para la que trabaja, es vital que exista una buena comunicación entre ambas partes y que se establezcan los mecanismos necesarios.

 

Podría interesarte: EL SINDROME DE BURNOUT Y LOS DOCENTES.

 

Así mimo, las técnicas de relajación como la meditación o la escucha de música relajante han demostrado ampliamente su eficacia para reducir la ansiedad y mejorar el modo en que los trabajadores se enfrentan al síndrome de burnout, como uno de los síntomas de este síndrome se relaciona con la tensión muscular, propone, realizar estiramientos y ejercicios antiestrés como parte de la rutina diaria, así como ejercicios de respiración que permitan el manejo de las emociones.

 

Establecer horarios para trabajar, para actividades recreativas y de descanso permiten tener un mayor control de la rutina diaria, dedicar tiempo a actividades de gusto como leer, realizar caminatas, o actividades de convivencia en medida de lo posible contribuyen a producir un bienestar que se va a transmitir a la parte laboral.

 

Es importante que todos los profesionales dediquen minutos de análisis para detectar su situación emocional y trabajar en ella para ser productivos y en estos tiempos de pandemia con su confinamiento a ser felices.

 

 


 

 

 

Síguenos en Twitter @DespertarDiari0

 

 

 


 

Por adminCGJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *