Spread the love

 

Proponen un proyecto de deuda comunitaria por un monto de 500.000 millones de euros

Por: M i s h e l l e   G a r b e r / Lic. en Relaciones Internacionales

 

La crisis del coronavirus no solamente asedió a los sistemas de salud mundial, regionales y nacionales alrededor del mundo, también causó grandes lesiones a las economías de diferentes zonas del planeta y por consiguiente a la economía mundial.

El caso de la Unión Europea no es la excepción pues debido a los fuertes epicentros europeos de la pandemia dentro de la región, los Estados se vieron intensamente afectados económica y socialmente.

La Tensión.

Con ello, devinieron las tensiones por proteger a la población y aplanar la curva del contagio pero aunado a esto se presentaban las polémicas diplomáticas; a tal grado que los epicentros, España e Italia, quienes desde el 2009 forman parte de los PIIGS (países más afectados económicamente y flancos débiles de la unión), bloquean la cumbre del Consejo Europeo para urgir a los actores de la comuna a decidir en un plazo máximo de diez días, una respuesta conjunta a la crisis por el coronavirus, exigiendo un plan económico más ambicioso.

Por su parte, Alemania se mostró renuente ante tales declaraciones poniendo en claridad la falta de cohesión, crítica, que la comunidad europea sufre en situaciones de emergencia como la actual; mientras que por otro lado Francia apoyaba a España e Italia, si bien basado en intereses de protección sanitaria nacional y fronteriza, mas se declaró a favor de los bloqueos y prestó asistencia a dichas naciones.

El acuerdo

No obstante, la polaridad en la agrupación europea no es precisamente un efecto de la pandemia pues se han venido suscitando desacuerdos entre Macron y la canciller Merkel con la regla del 3% de déficit máximo en la UE que Alemania defendía. Afortunadamente, y a raíz de la disminución de la curva en Europa, los dos representantes de Estado acordaron tratar el tema de una deuda comunitaria que brinde apoyo a las naciones mayormente afectadas por el acontecimiento sanitario, por un monto de 500,000 millones de euros.

Las bases están sentadas, mas aun queda en espera la formación de un congreso presencial en donde los Estados miembros puedan dar resolución a esta estrategia, sin embargo ya se ha presentado división de posturas previo a la asamblea pues los Estados de la llamada alianza «frugal» compuesta por los Países Bajos y los países escandinavos “deben ser convencidos.” Ahora, “es tarea de la Comisión Europea poner en práctica este plan: las condiciones de la deuda y su duración” pero deberán estar los 27 Estados a favor de la estrategia para poder proceder.

 

 

El Banco Central Europeo

Cabe destacar, que los actores regionales comienzan a ver destellos de esperanza con la respectiva iniciativa pues, según la directora del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, “El Fondo de Recuperación propuesto por Francia y Alemania es ambicioso, específico y bienvenido”, además de expresarse de este como “una expresión de la solidaridad financiera europea.” También la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen señala que esta iniciativa es un impulso tanto para ella como para la unión pues ante la “recuperación” menciona que personalmente se pondrá a trabajar para presentar un nuevo proyecto de presupuesto y debe prepararse, la Comisión, para canalizar esta recuperación a través del presupuesto de la UE pues será ésta quién lo gestione.

Aunado a la división de posturas, el Canciller austriaco parece que amenaza con desestabilizar la unanimidad de los 27 Estados pues ya ha rechazado la idea de aceptar otra cosa que no sean préstamos, no obstante, aun es el principio de la asociación de la deuda lo que se plantea o expone en esta propuesta franco-alemana.

Se espera que con la estrategia en negociación se rompa la barra protectora que los países de la alianza frugal y Alemania les habían impuesto a los países del sur por culpa del coronavirus, no solo pusieron protecciones en supermercados y farmacias sino también entre las relaciones multilaterales al grado de establecerse dos bandos no obstante debe recordarse que los países más afectados han sido Portugal, España e Italia y fueron estos quienes solicitaron los “coronabonos” para mitigar el problema de pobreza, desempleo y recesión económica que les espera. Parece ser que se puede llegar a un acuerdo en donde todos salgan beneficiados a mediano y largo plazo.

Por adminCGJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *